Seguro que has escuchado muchas veces esta afirmación: “utiliza redes sociales y venderás más”. Pero, ¿sabes cómo dar los pasos adecuados para conseguirlo?

En primer lugar, la realidad es que necesitas estar en ellas por una simple cuestión práctica: es ahí donde está tu cliente ideal.

¿Y es necesario estar en todas las redes sociales? Por supuesto que no.

Lo más importante es hacer una buena selección en función de dos aspectos relacionados con tu negocio o pyme:

  • Tu tiempo o presupuesto disponible para dedicarle a ellas. Gestionar una red social con una buena estrategia detrás supone muchas horas de trabajo, de modo que es mejor seleccionar unas pocas (incluso solo una) y hacer un buen trabajo, a estar en muchas redes y apenas dedicarles tiempo. Los resultados no van a llegar por estar en muchas redes sino por el trabajo que inviertas en cada una de ellas. 
  • Tu cliente ideal: no todas las redes sociales son iguales, así que tendrás que analizar muy bien cada una de ellas y ver cuál es más apropiada para tu negocio.

El secreto para conseguir resultados en redes sociales

Si estás esperando que te cuente la fórmula mágica con la que conseguir el éxito en 1 semana, es posible que lo que te voy a contar a continuación te decepcione.

Lo cierto es que la clave para que una red social te ayude a aumentar tu facturación en el medio o largo plazo, es tener una buena estrategia de contenido (y, por supuesto, ¡constancia!)

La estrategia es lo que te asegura que estás aportando valor a tu audiencia (y es ahí donde se esconde el secreto).

Tienes que pensar que las personas que te siguen en redes sociales lo hacen no solo porque les gusta el producto o servicio que ofreces, sino porque además, consiguen algo a cambio, bien sea conocimientos, diversión, consejos que le resultan de interés…

Una buena estrategia de contenidos en redes sociales tiene que estar pensada para publicar una variedad de contenidos, tratando así de equilibrar los contenidos propios de tu negocio (promocionales, vamos a decir) con los que le aportan valor a tu público.

Los 5 tipos de publicaciones que no pueden faltar en tu estrategia 

Fotografía para publicar en una red social

1. Publicaciones con un toque personal.

Este tipo de contenidos ayudan a humanizar una marca o empresa y a conectar así con las personas que le siguen. Pueden ser publicaciones en las que hables directamente de ti o de los valores y el propósito de tu pyme. También puedes explicar cómo es tu proceso de trabajo o qué aspectos te inspiran a hacer lo que haces.

2. Publicaciones que den pie a la participación.

Puedes tratar un tema relacionado con tu negocio e intentar crear algo de debate en torno a él. También funciona muy bien preguntar directamente a tu audiencia qué opinan respecto a eso que les estás contando o animarles a que te hagan preguntas sobre alguna cuestión relacionada con tu servicio o producto. 

3. Publicaciones en las que aportar tu conocimiento.

Se les conoce como publicaciones educativas porque es una manera muy útil de educar a tu audiencia sobre tu negocio para que perciban con más claridad en qué les puedes ayudar o de qué manera tu producto es su mejor solución.

4. Publicaciones entretenidas o inspiradores.

Son un tipo de contenido que no está directamente relacionado con tu negocio pero que te va a ayudar a atraer a tu cliente ideal. También una buena manera de conocer mejor a tu público y poder ofrecerles eso que están buscando en tu cuenta.

5. Publicaciones promocionales enfocadas a la venta.

En esta categoría puedes incluir, además de ofertas o lanzamientos, contenidos que expliquen de qué manera ayudas a tu público, cómo funcionan tus servicios o cuál es la manera idónea de utilizar tus productos. 

Estos 5 tipos de publicaciones te ayudarán a ir creando tu propia estrategia en redes sociales y a posicionarte por delante de tu competencia. Además, si cuidas a tu audiencia (escuchándole y respondiendo a sus comentarios y peticiones) conseguirás generar en ella la confianza suficiente como para que te escoja como su mejor opción de compra

¿Y qué pasa con la publicidad en redes, es necesaria?

Por si todavía no lo sabes, vender en redes sociales no es gratis. Con solo tener una cuenta activa y publicar contenidos es literalmente imposible que llegues a todos tus seguidores. 

Las redes sociales saben el potencial que tienen al albergar a millones de usuarios en ellas y han ido adaptando su propia estrategia de adquisición de clientes. 

¿Cómo? Muy sencillo. Aunque una página de empresa tenga 5.000 seguidores (por ponerte un ejemplo), cada vez que ese negocio haga una publicación solo va a llegar de manera orgánica al 1% de sus seguidores (o incluso menos). 

De esta manera las marcas y pymes están obligadas a pagar publicidad. Lo bueno de esto es que las redes sociales almacenan cantidad de datos interesantes de los usuarios, de modo que una pyme puede filtrar al tipo de persona al que quiere llegar, siendo así mucho más sencillo atinar en el tipo de cliente ideal al que mostrar un anuncio. 

Además, hacer publicidad en redes resulta mucho más económico que otro tipo de publicidad y, si lo sabes hacer bien, los resultados pueden llegar a ser muy buenos para tu facturación. Si te interesa esta opción para tu pyme desde e-Darwin te ayudamos con nuestro servicio de publicidad digital

Las redes sociales son un potente canal que puede ayudar a tu pyme desde 4 dimensiones

A lo largo de todo este artículo hemos tocado los principales puntos sobre los que deberías prestar atención para realizar tu estrategia en redes sociales. Pero antes de terminar, me gustaría hacer énfasis en que las redes sociales son mucho más que un canal de comunicación para tu pyme:

1. Canal de comunicación

Las redes sociales ofrecen a los negocios el potencial de establecer una comunicación instantánea con las personas que le siguen, lo que ayuda a crear una relación más cercana. Tu público ideal está cansado de marcas que únicamente quieren venderle y confiará en ti si te muestras auténtico/a (si te interesa esta parte, seguro que te gusta este post). 

2. Canal de atención al cliente

Muchos usuarios acuden a las redes sociales de una marca o empresa como medio de consultas o quejas y esperan ser atendidos en aproximadamente 40 minutos. El trato que reciban por este medio será muy importante a la hora de tomar su decisión de compra.

3. Canal de prueba social

Una red social también puede ser el lugar donde mostrar la experiencia de clientes que ya han probado tu producto o servicio a través de sus testimonios por escrito o en video (mucho más persuasivos estos segundos).  

4. Canal de venta o social selling

Antes de empezar a vender en cualquier red social es fundamental conocer muy bien el público objetivo de tu producto o servicio para entender cuáles son sus verdaderas motivaciones a la hora de comprarte. Solo así podrás argumentar las razones por las cuales tú eres su mejor solución. Poner esto es práctica es la base fundamental para empezar a vender.

Y hablando de estrategia, estos son los 5 errores que podrías estar cometiendo en tus redes sociales.

¿Te sientes identificado/a en algunos de ellos?

Leave a Reply